Dimensión" Ayala"







               "Este recuerdo que quiero escoger hoy , huele a aguarrás mezclado con Álvarez- Gómez… pero me encanta.

 Bastidores, andamios, lienzos, caballetes de todos los tamaños, pinceles amontonados en damajuanas y en latas, paletas de colores con montoncitos de óleo  con colores “inventados”, muletas de torero, trajes de luces y capotes en percheros y ese aire mágico de lo que se intuye, pero no se ve;  y que huele a arte, arte  en esencia y estado puro…

    Luces y sombras, desnudos con transparencias perdidos entre claroscuros, y toreros  tristes y serios con rostros - para mí siempre conocidos- que nunca miran a quiénes los observan;  escorzos exagerados, la fuerza con la que plasma la vejez en un gesto o la personalidad que consigue en los retratos... El movimiento en los caballos, los colores de sus peces, esos tonos de piel color "carne" iluminados, tan característicos… Un sello personal  que emana de cada pincelada cargada de fuerza que ha hecho que para mí , el  verdadero protagonista de la obra sea siempre él y no sus cuadros ...

    Ese realismo característico, esa magnífica personalidad de “genio”, que implica  la “genialidad”   de ser diferente al resto. Con una particular forma de ver la vida en la que sólo nos quedamos con lo bello y lo bueno.

    Para mí, el mejor pintor del mundo, por lo que es él y por lo que ha supuesto para mí en mi vida, sin ni tan  siquiera saberlo, porque nunca se lo he dicho."


     Así empecé  "Mi imaginación como pincel", post de la Emperatriz que te escribí en 2014 ...  Y lo cierto es que  no encuentro mejor descripción para transmitir de forma "comprensible" lo que supones para mí.


                   Tú, que me ha enseñado que la verdadera genialidad no necesita de lógica, ni de perfección, ni de política ni de guerras. Ni importa ser incomprendido si tus pensamientos siguen el camino que quieren tu corazón y tu intuición.

                Tú, que eres un alma encerrada en mil sentires de todos los colores, obstinada en vivir todo lo bueno, para  soportar estoicamente todo lo  irremediablemente malo.  Agudeza que refina tu gusto selectivo por todo aquello que nos reporta deleite. Lo que no es bello para el alma nos apaga la luz y las "ganas" se nos esconden.  Tu "bohemia" intransigente rechaza con un empujón lo que no es bello: hay que pensar, ver y sentir en" bonito"... Para darle color al lienzo de nuestra vida y poder pintar el color de  todas las estrellas que queramos.

             Exagerado en todo, hasta en tu querer. Me hiciste sentir tan especial para ti queriéndome con todo tu alma magnífica, creativa, ingeniosa y fantasiosa; que no tuve más remedio que creérmelo, por eso te coloqué en mi trono.

 Y ahí te has quedado siempre. Contra viento y marea.


  No soy todo lo buena hija que te mereces y me gustaría, pero sabes que te quiero por encima de todo,  que te admiro como nunca te podrás imaginar, y que de las cosas que estoy más orgullosa en mi vida es ser tu hija...


        
 Quién pudiera darse un paseíto por tu pensamiento en ese momento mágico en que pincel-lienzo-paleta forman tu "todo", genial momento en que dejas de ser tu para ser tú mismo otra vez , pero en "Dimensión Ayala".