¿De qué murió? Se asfixió con palabras que nunca dijo...



   


 "Hay palabras escondidas entre las otras como piedras. No las descubrimos, pero ellas nos envenenan la vida"


Louis Ferdinand  Celine


.

     Aquellas palabras son las que más hieren... las que no decimos.

   Porque muchas veces, no es que no sepamos qué decir; simplemente no sabemos cómo decirlo y finalmente dudamos si decirlo o no.  Nos preguntamos para qué decirlo; así que callamos, porque es menos arriesgado callar.

   Pero lo que no sabemos es que, esas palabras que omitimos y dejamos en las puerta;  se enquistan... y nos contaminan por dentro por no dejarlas salir, -sin dejar espacio para "cositas" buenas-, hasta que finalmente,  acaban ahogándonos.

   Porque hay silencios hostiles, detrás de los que nos escondemos  " muertecitos" de miedo;  y nos da pánico decir la verdad de lo que pensamos, por reparo de llevar al plano de lo real lo descabellado de una idea o un sentimiento, por miedo a malas interpretaciones, por miedo al rechazo, por miedo de  no encontrar la palabra justa que nos ayude a expresar exactamente el sentido de lo que queremos decir. 

    Miedo al desnudo y a hallarnos descubiertos... Desconfianza o simplemente temor de que piensen que somos ridículos.

   Silencios que arrasan  y desgarran por la indiferencia o desprecio de su carga. Que tantas personas manejan tan bien y tanto me cuesta a mí hacerlo. Ese silencio tan vacío que pesa tanto...


 ¡¡¡TONTERÍAS!!!


 DESDE AQUÍ, HOY MISMO QUIERO DEFENDER NUESTRO DERECHO A DECIR LA VERDAD POR ENCIMA DE TODO MIEDO... PORQUE LLEGARÁ UN MOMENTO EN QUE NO HAYA MÁS SITIO PARA PALABRAS ASFIXIADAS Y NOS  AHOGARÁN...

 Y os pregunto; ¿Habrá merecido la pena ahogarse con esas palabras a las que no le quisiste enseñar el camino que debían seguir para ser reales? ¿A donde van esas palabras realmente? Aquello que callamos por decoro, vergüenza o miedo; reside en algún sitio reprimido volviéndonos personas que no somos...  

         ¿ Por qué callamos lo que de verdad sentimos o pensamos?


 Propongo a todos dejarnos llevar sin miedo por  COLOSALES ATAQUES DE SINCERIDAD, que nos dejen bien limpitos por dentro; absolutamente depurados de todo pensamiento tóxico que distorsiona tanto la realidad. 


                  SER BRUTALMENTE SINCERO, ¿PORQUÉ NO?


     Estoy tremendamente convencida de que  acabaría con el formato "cuadrícula" de algunas mentes y nos ayudaría a encontrar esa emancipación mental que tanto necesitamos para comunicarnos, relacionarnos, querernos e incluso ¡¿odiarnos?! con un grado superlativo de autenticidad.

         Pero, ¡ojo!, por supuesto con mucho cuidado de no caer en desdenes ni desprecios, siempre dando el derecho a los otros, de escuchar lo  que realmente nos da miedo a expresar. -LA VERDAD -

  •  Un descarado "Quiéreme como yo te quiero"...
  •  Un ansiado, esperado y necesitado " Te quiero y me muero por tí", que está deseando ser escuchado...
  • Un respetuoso y arrepentido "Perdona, estoy arrepentid@"; que nos ayudaría a borrar el dolor que nos han hecho.
  • Un reconfortante "¡Felicidades! Lo estás haciendo bien" ; que engrandece el trabajo que has hecho...y que no llega nunca.
  • Un educado y cortés "Gracias"; simplemente para expresar gratitud, cuando hacemos algo por voluntad propia.
  •  Un auténtico y valiente "Te necesito y no quiero vivir sin tí" sin duda de mostrar nuestro recelo a estar solos.
  • Un alentador  "Ánimo; tú puedes" , cuando nos cuestan las cosas, o cuando alguien no puede más.
  • Un esperanzador " Todo va a salir bien"... cuando ya casi estamos ahogados en alguna angustia.


       ... Y sin embargo cambiamos éstas y muchas otras por silencios; "vacíos" que hieren a muerte.  


EVITAD LAS PALABRAS INÚTILES, DOLOROSAS, OFENSIVAS, EGOÍSTAS, O SARCÁSTICAS QUE NO PAGAN PEAJE AL CORAZÓN, PERO NO LLENÉIS EL MUNDO DE VACÍOS,  PARA QUE DEJEMOS TOD@S DE BUSCAR ENTRE LAS PALABRAS QUE NO SE DICEN



0 comentarios:

Publicar un comentario